El 23 de julio se cerró un ciclo de mucha preparación y gran trabajo cuando la máxima instancia de la Universidad aprobó el nuevo programa profesional que otorgará a los profesionales de enfermería un rol extendido en el área oncológica.

Desde el año 2017, la Escuela de Enfermería UC se encuentra trabajando en llevar a la realidad chilena la enfermería de práctica avanzada. El resultado más concreto se ve hoy en este nuevo magíster que entregará mayores conocimientos y habilidades a las enfermeras y enfermeros. Este primer magíster de práctica avanzada tiene mención en oncología, pero cuenta con un plan común, lo que proyecta nuevos programas a futuro.

Francisca Márquez, Académica de la Escuela de Enfermería lideró este proyecto y trabajo en conjunto con Asociaciones Profesionales de Enfermería, el Ministerio de Salud y la Red de Salud UC CHRISTUS (especialmente el Centro el Cáncer), además de contar con una participación en la mesa de trabajo del Plan Nacional del Cáncer, donde se constató la necesidad de contar con mayor cantidad de recursos humanos para la prevención y tratamiento de esta enfermedad.

Francisca nos cuenta que las/os enfermeras/os de práctica avanzada son una realidad en otras partes del mundo, principalmente en Estados Unidos. Estos profesionales cuentan con una formación que permite cumplir un rol extendido y suplir ciertas deficiencias de recursos humanos del sistema de salud, lo que en el caso de Chile es muy necesario.

Por su parte, Isabel Catoni, Directora de la Escuela de Enfermería UC, también se refirió a esta realidad: Para nuestra Escuela es un paso muy importante contar con la aprobación de este programa, ya que permite que nuestros egresados contribuyan a la solución de un problema de salud relevante en el país, como son las enfermedades oncológicas. En Chile cada tres horas muere una persona de cáncer. Las enfermeras, con una mejor preparación, más avanzada, podemos aportar a reducir este flagelo, colaborando para que el diagnóstico sea más temprano, el tratamiento, seguimiento y la atención de salud en general de mejor calidad, en el contexto de un trabajo colaborativo con un equipo médico consolidado.

Si bien existen otros magísteres de este tipo en otras universidades chilenas, contar con el apoyo de la Facultad de Medicina UC y de organismos nacionales le da un importante respaldo a este nuevo rol y a este programa innovador.

El Dr. Felipe Heusser, Decano de la Facultad de Medicina, se manifestó muy satisfecho con este paso: Como Facultad de Medicina estamos muy contentos con la aprobación de este programa, que es el primero de muchos que vendrán. Nuestra vocación como Facultad es poder prestar un servicio a la salud pública del país, sabemos que en el área oncológica hay déficit de profesionales y otorgando la formación necesaria a las enfermeras y enfermeros para que cumplan un rol extendido podremos contribuir a que los diagnósticos y seguimientos sean más oportunos, lo que a la larga se traducirá en mayor sobrevida para los pacientes oncológicos.

Este Magíster dura 4 semestres y tendrá un cupo de 10 estudiantes al año. María Cecilia Arechabala, Directora de Postgrado de la Escuela de Enfermería se refirió a las características de este nuevo magíster: El Magíster de Enfermería de Práctica Avanzada, mención oncología tiene un core de cursos teórico- clínico que permite al profesional adquirir conocimientos avanzados en fisiopatología, farmacología y valoración y tres cursos clínicos donde pone en práctica estas competencias. Este programa se caracteriza por tener un fuerte componente clínico (1300 horas clínicas) en servicios oncológicos del sector público y privado y estar inserto en un equipo de salud consolidado”.

La admisión de este magíster comenzará en 2022 pero ya inició un proyecto piloto con enfermeras de la Red de Salud UC CHRISTUS. Silvia Palma, estudiante en este piloto, nos relató su experiencia: Ha sido un proceso muy desafiante, puesto que teníamos muchas ganas de darle un respaldo teórico a un avance en la práctica clínica que llevábamos haciendo, en alguna medida, por años. Este proyecto no habría sido posible sin el apoyo de la Red UC CHRISTUS, nos apoyaron con tiempo para estudiar, a pensar cómo insertar este nuevo rol en el sistema de salud y a darle proyección. El equipo del Centro de Cáncer creyó en este proyecto y nos ha apoyado y acompañado constantemente, especialmente el equipo médico quienes nos están enseñando la parte del rol extendido de la EPA. 

Este 23 de julio marca un hito para nuestra Escuela y esperamos que también lo haga para el país, ya que este rol extendido permitirá suplir necesidades que hoy tiene nuestro sistema de salud nacional.