La docente y enfermera matrona de la Escuela de Enfermería UC, Camila Lucchini, en su tesis doctoral defendida en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra, España– ha implementado un programa novedoso llamado CRIAA, que ha demostrado que ayuda a mantener y recuperar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses en el 67% de las participantes del estudio.

La investigación del programa CRIAA (Cuidados Respetuosos a través del Acompañamiento al Amamantamiento), busca una intervención original, integral y compleja que aborde el contexto y la organización para promover la lactancia materna desde un enfoque multidisciplinario y familiar. “Uno de los aspectos más novedosos fue considerar la participación de la madre y su pareja o familia de forma significativa desde un inicio, desmitificando que la lactancia es sólo responsabilidad de la madre e incorporando a la familia en esta conducta promotora de la salud”, explica Camila.

Las participantes del grupo de intervención participaron en un taller de lactancia materna durante el tercer trimestre del embarazo y también accedieron a apoyo virtual en temas de lactancia materna y autoeficacia durante los seis meses post parto. También, se capacitó a los profesionales de la salud para realizar la intervención, otorgando un efecto significativo en la autoeficacia profesional y el conocimiento sobre lactancia materna, tanto por parte de los profesionales como de las madres.

Con este fin, uno de los componentes más novedosos del programa fue la creación de un grupo de apoyo de WhatsApp, que nació como un espacio de apoyo mutuo y se fue convirtiendo en un lugar de acogida y contención, donde las madres aclaraban sus dudas y se relacionaban con otras mujeres que estaban pasando por lo mismo. “Luego llegó la pandemia, se suspendieron los controles de salud a los niños y el grupo vio ampliada su importancia porque era el único medio que tenían las madres para aclarar dudas”, agrega la enfermera matrona UC.

A través del grupo –al que las madres entraban tras dar a luz y donde permanecían hasta que los bebés tenían seis meses– se enviaban mensajes semanales para reforzar la confianza en ellas mismas, con la idea de solventar uno de los puntos críticos a la hora de establecer y mantener la lactancia, como es el papel del acompañamiento a tiempo y de la ayuda oportuna y continua a la madre.

“Cuando este primer apoyo falla, existe un alto riesgo de que se abandone precozmente la lactancia. De hecho, a pesar de las recomendaciones de organismos como la OMS y UNICEF para mantener la lactancia en exclusiva al menos hasta que el bebé alcance los seis meses –por los indudables beneficios que posee para la salud de los niños y la repercusión social que esto implica– tan solo el 38% de las familias, a nivel mundial, lo consigue”, finaliza Camila Lucchini.

La investigación se llevó a cabo en los Áncora San Albero Hurtado y Juan Pablo II, pertenecientes a la Red de Salud UC CHRISTUS.

Además, la enfermera matrona Camila Lucchini es la jefa de programa del curso "Lactancia materna como conducta promotora de la salud", los invitamos a conocer las características de este curso aquí.