Esta semana se inició la vacunación masiva contra el COVID19 para funcionarios de la salud y adultos mayores en todo el país. La Escuela de Enfermería UC (EEUC) está apoyando con mucha fuerza y motivación la campaña a través de sus estudiantes y docentes, quienes han respondido muy generosamente a este importante desafío para la Salud Pública de nuestro país.

Desde el miércoles 3 de febrero aproximadamente 100 estudiantes y una parte importante de los docentes de la EEUC comenzaron a trabajar como voluntarios en el proceso de vacunación del Ministerio de Salud. La vacuna que se está aplicando es CoronaVac, la misma vacuna con que las Facultades de Ciencias Biológicas y de Medicina de la UC están realizando un estudio clínico Fase III en nuestro país.

En los primeros días las y los voluntarios de la Escuela de Enfermería han participado activamente en la vacunación de miles de adultos mayores y profesionales de la salud, en las comunas de La Pintana y Pirque, y en la Red de Salud UC CHRISTUS,  lo que hubiese sido imposible sin su disposición a ponerse al servicio de la población. También, hay alumnos de regiones que se han sumado a este desafío en los lugares en que viven.

En este contexto, María Isabel Catoni, Directora de la Escuela de Enfermería, quien ha estado en la organización de los diferentes voluntariados y quien también se unió como voluntaria, se refirió a la importancia que tiene esta instancia para la Escuela: Nuestra participación en la campaña de inmunización contra el Covid 19 está totalmente alineada con nuestra misión, que es contribuir a la salud de la población a través de la formación de profesionales de excelencia con sólidos valores ético-cristianos. Estamos en una de las peores crisis sanitarias que ha vivido nuestro país y el planeta, no podríamos dejar de colaborar, los profesionales de la salud en general y los profesionales en formación son los primeros llamados a proteger a la población. Tenemos la obligación moral de estar en la primera línea, y de dar el ejemplo en este sentido a nuestros estudiantes.

Las actividades voluntarias cumplen un doble propósito, la población se beneficia del servicio de los integrantes de la Escuela, y tanto académicos como alumnos se sienten gratificados por ser parte de una labor de servicio público relevante y adquirir una experiencia invaluable para el desarrollo de sus carreras. Así lo percibe el Decano de la Facultad de Medicina, Dr. Felipe Heusser. Me siento orgulloso de contar con académicos y estudiantes tan comprometidos con su profesión y con parte de la misión de la Facultad de ponernos al servicio de la salud de nuestro país. Después de un año difícil no han dudado en interrumpir sus vacaciones para responder este llamado. Asimismo, creo que estar siendo parte de esta campaña de vacunación, unos de los hitos de salud más importante de las últimas décadas, se les retribuirá en un aprendizaje invaluable, comentó.

En los lugares de vacunación los estudiantes de los primero años se encargan de ingresar los datos de los pacientes de forma correcta en el Registro Nacional de Inmunización, lo que permite contar con información fundamental al Ministerio de Salud y poder realizar la segunda etapa de vacunación con menos contratiempos. Por su parte, los docentes y estudiantes más avanzados colaboran administrando las vacunas.

Tanto los académicos que están participando como los estudiantes se sienten felices de poder vivir esta experiencia. Así lo ve Ayelén Cubillos, estudiante de tercer año y presidenta del Centro de Alumnos de Enfermería UC, quien nos contó su experiencia en estos días: Ha sido muy gratificante, me siento poderosa, como una heroína al participar de este hito histórico, ayudando a evitar hospitalizaciones y muertes y dando un paso para volver a la normalidad. Si me llaman de otros lugares me sentiré feliz de seguir ayudando en este proceso, expresó.

Por su parte, Sebastián Tolorza, estudiante de quinto año, hizo hincapié sobre la importancia de esta experiencia en su formación profesional. Significa un gran aporte en mi formación como enfermero, ya que me permite conjugar de forma íntegra las cuatro áreas del rol, desde lo asistencial, aplicando las vacunas a los usuarios; la gestión de recursos humanos y materiales; la educación a la población y, por último, la investigación, ya que en todo momento se está generando nuevo conocimiento y obteniendo nueva evidencia.

En esta misma línea Camila Lucchini, académica de la Escuela de Enfermería quien contribuye como voluntaria, manifestó su entusiasmo por ser parte: Es un hecho histórico en el cual Enfermería tiene un gran rol. Además, el poder ser un aporte en la comuna de La Pintana, con quienes trabajamos juntos hace muchos años, ha sido una experiencia muy linda. También ha sido maravilloso ver cómo nuestros estudiantes se han motivado y han puesto toda su vocación de servicio al cuidado de las personas más necesitadas, incluso ahora que están de vacaciones. Realmente son un orgullo para la Escuela de Enfermería y un tremendo ejemplo para todos los jóvenes y profesionales de la salud, dijo.

 

Ingresa aquí y mira las  fotos de los primeros días de esta campaña.